Las razones para elegir los antioxidantes naturales frente a los sintéticos 

Las razones para elegir los antioxidantes naturales frente a los sintéticos no se basa sólo en su actividad antioxidante. La mayoría de los aditivos alimentarios, incluidos antioxidantes sintéticos como el BHA, BHT, galatos,  están bajo rigurosas investigaciones por parte de agencias gubernamentales.

Existe una presión que va en aumento por parte de grupos de consumidores para reducir la cantidad de aditivos sintéticos en los alimentos por lo que está siendo cada vez más difícil para los fabricantes el uso de este tipo de antioxidantes. Los fabricantes de productos alimentarios tienen una elección difícil: o fabrican sus productos sin la suficiente protección frente al deterioro oxidativo, o buscan aditivos alternativos que sean aceptados tanto por las legislaciones como por los consumidores.

Hay evidencias toxicológicas de que los antioxidantes sintéticos tienen efectos adversos a largo plazo y es importante para los fabricantes alimentarios reducir los riesgos a los consumidores lo máximo posible.

Los productos naturales con actividad antioxidante han sido usados durante siglos y han sido considerados aptos para el consumo humano, lo que constituye una serie de  incentivos considerables para usar antioxidantes naturales.

Los antioxidantes sintéticos son muy volátiles a altas temperaturas (productos horneados, fritos,...) sin embargo los antioxidantes alimentarios basados en el tocoferol toleran temperaturas muy altas por lo que permanecen en el producto final procesado.

Los antioxidantes naturales son ya utilizados, no sólo  donde quiera que sea necesario prevenir la oxidación, sino también como ingrediente (tanto como vitamina como trazas de algunos elementos) lo cual representa un valor añadido en los productos alimentarios finales.

Los alimentos adecuadamente protegidos contra la degradación oxidativa  mediante el uso de antioxidantes naturales estarán incrementando considerablemente su vida media.